Consejos para el cuidado de los frenos

Cuando tienes un coche, los frenos son vitales porque sin ellos podrías tener muchos accidentes y tu coche no podría detenerse. En todo caso, para encontrar las mejores piezas de repuesto te recomiendo visitar desguaces de bmw, porque allí podrás encontrar todo lo que necesitas a los precios más bajos del mercado.

Pero, debes tener algunos cuidados en tu vehículo para que puedas darles una mayor vida útil a tus frenos. Estos consejos los he reunido en este post que te invito a seguir leyendo para que conozcas más al respecto.

¿Cómo cuidar tu sistema de frenos?

Para que puedas cuidar de una forma adecuada tus frenos, tendrás que seguir algunos consejos básicos como son los siguientes:

Evita el sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento del sistema de frenos puede causar graves averías en las pastillas de freno de tu vehículo. Esto debido a que el calor excesivo irá cristalizando poco a poco la goma de frenado, lo que llevará a que pueda producir daños sobre la superficie del disco de freno.

Es común que este tipo de cristalización aparezca cuando conduces por zonas que tienen muchas bajadas. Para evitarlo, debes asegurarte de frenar con el motor en lugar de utilizar el pedal de los frenos constantemente mientras que vas conduciendo.

No desgastes demasiado las pastillas

Un error común que se suele cometer es desgastar las pastillas de freno hasta que prácticamente exista fricción de metal contra metal contra el disco de freno. Los talleres mecánicos no recomiendan en absoluto esta práctica, porque podrías terminar rompiendo todo el sistema de frenos.

Se aconseja hacer el cambio cuando las pastillas tengan un 30% de la goma de frenado para evitar daños a los frenos. Bajo ninguna circunstancia deberías dejar bajar la goma de frenado de los 3mm, porque esto podría causar graves averías a tu sistema de frenos.

Lleva el coche al taller

Debes estar haciendo revisiones periódicas del sistema de frenos de tu vehículo, con la finalidad de detectar cualquier tipo de fallo en los mismos. Por esto se aconseja hacer un mantenimiento de los mismos por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros.

En estos mantenimientos se debe verificar que el nivel de líquido de frenos sea el adecuado y que así puedas evitar accidentes. También es importante que se haga el ajuste a la distancia de frenado, puesto que así podrás asegurarte de que mantendrás un buen nivel de seguridad en tu vehículo.

AD